Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Gomes escriba una noticia?

AXIOMAS DEL NEUROYOGA: Es posible conocer a Dios y realizar la Verdad

14
- +
13/02/2021 23:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Alma no puede matar ni puede ser muerta. Mundo y cuerpo son ilusorios, el Ser es real. Se experimenta en meditación

Extracto del Libro:

 

Axiomas del Neuroyoga se basa en la antigua sabiduría de los Vedas, la verdad sobre Dios, revelada por los rishis y yoguis de la India.

 

Lo Absoluto es lo único real; el universo y el mundo son percepciones irreales. El sustrato de existencia del alma individual no es diferente en esencia de lo Absoluto. El Ser, lo Absoluto no puede ser conocido directamente, pero la Conciencia Pura puede permanecer absorbida en Él y así obtener experiencia de conocimiento.

Todo lo que verdaderamente existe pertenece a la esfera de lo Absoluto, que en sí es totalmente homogéneo. Toda diferencia y pluralidad es ilusoria.

El Alma es auto-evidente. No depende de otro testigo. No es posible negar al Alma, porque es la esencia misma de quien la niega. El Alma es la base de todo tipo de conocimiento y razonamiento. El Yo (Sí Mismo) es omniabarcativo.

Lo Absoluto no es un objeto, tampoco es un concepto negativo, una abstracción metafísica, una nulidad o un vacío. Es la esencia del conocedor, es el veedor, el testigo trascendente y silencioso, infinito, completo, inalterable, auto-existente, auto-satisfecho, auto-conocimiento y auto-felicidad.

Lo Absoluto es impersonal, sin atributos, sin forma, sin características especiales, inmutable, eterno. Está por encima de todas las necesidades y deseos. Siempre es el Sujeto Atestiguador. Nunca puede ser un objeto, siempre está por fuera del alcance de los sentidos. Es no dual, uno sin segundo. No hay diferencia interna externa en Él. No puede ser descrito, porque está más allá del campo de toda distinción entre sustancia y atributo. Existencia, Conciencia y Bienaventuranza constituyen la esencia misma de lo Absoluto y no sólo sus atributos.

El mundo no es pura ilusión, es relativamente real, mientras que lo Absoluto es absolutamente real. El mundo es el producto de la Dualidad, que oculta lo real y se manifiesta como lo irreal. La Dualidad no es real, porque se desvanece cuando alcanzas el conocimiento del Eterno. Tampoco es irreal, porque permanece hasta que el conocimiento llega a tu mente. La superposición del mundo sobre lo Absoluto es debida a la ignorancia.

El alma individual es sólo relativamente real. Su individualidad dura sólo mientras está sujeto a condiciones limitadoras debido a la ignorancia. En realidad no es diferente de lo Absoluto. Cuando ésta es aniquilada se libera de su individualidad y se funde con el océano del Ser Absoluto. La liberación de la existencia fenoménica se produce mediante la total fusión del alma individual con lo Absoluto debido al rechazo de la idea errónea de que el alma es distinta de lo Absoluto.

El mundo es sólo relativamente real. Lo Absoluto es inmutable y eterno, no puede cambiarse a sí mismo en el mundo, se convierte en la causa del mundo a través del poder de la Dualidad. De una proyección universal. Toda la materia y la energía son en esencia una ilusión sobreimpuesta sobre lo Absoluto.

 

TESIS DEL NEUROYOGA

Basado en la filosofía de Sankaracharya

  1. El Absoluto es la realidad.
  2. El mundo es fenómeno-ilusión-dualidad.
  3. El alma encarnada no es diferente del Absoluto (a nivel del sustrato de existencia, es sólo el Absoluto).

 

AXIOMAS DEL NEUROYOGA

  1. No hay nacimiento ni muerte, nadie nace ni muere, ni nada parecido.
  2. Solo existe el Ser sin comienzo, sin final, no dual, nunca esclavo, siempre libre, puro, consciente, único, supremo y Conocimiento Bienaventurado.
  3. El Universo, el mundo, el ego y el yo, surgen de la ilusión de la ignorancia.
  4. Esta ignorancia consiste en confundir al no dual, al Ser Perfecto, con un individuo.
  5. En el cuerpo aparece un fantasma, el “yo”, su identificación con el cuerpo se llama ego. Este ego siempre extrovertido, que toma al mundo como real y a sí mismo como el actor y el que goza de placeres y penas, deseoso de esto y aquello, carente de discriminación, que nunca recuerda su naturaleza real, que no se pregunta “¿quién soy yo?”, “¿qué es este mundo?”, vaga en el ciclo de renacimientos sin conocerse a sí mismo. Tal olvido del Ser es ignorancia.
  6. De la ignorancia con causa en el ego surge el ciclo de renacimientos y tiene su raíz el universo fenoménico, ya que sin sujeto no habría objeto.
  7. Pese a que el Ser es inmutable, bienaventurado y no dual, el hombre debido al ego se considera el cuerpo físico y se ve a Sí mismo como el actor y el experimentador; así percibe al universo externo sobre la realidad no dual, de forma que el universo está cubriendo al Ser, cuando no hay tal cosa, esto se denomina proyección y es una ilusión mental que se refleja materialmente.
  8. La ilusión del universo fenoménico se sobreimpone sobre la realidad del Ser; así se confunde algo que no es por algo que es. La apariencia de una cosa falsa sobre una real, es una sobreimposición.
  9. La sobreimposición irreal está dada por las categorías de los seres animados e inanimados, nombres y formas que constituyen el universo crean la sobreimposición. Este es el fenómeno irreal. La Existencia-Conocimiento-Bienaventuranza no dual, es la realidad autoexistente, lo Absoluto.
  10. La ignorancia acerca del Ser no dual es la causa de que surja esta sobreimposición.
  11. Esta ignorancia del conocimiento del Ser como tal es la única causa de la existencia del universo fenoménico.
  12. La ignorancia de la naturaleza del sustrato del Ser Único en la conciencia, proyecta al universo.
  13. Debe ser considerado una ilusión porque no existe ni antes (de su percepción) ni después (del conocimiento).
  14. Lo transitorio tiene comienzo y final. Solo existe la Existencia No Dual, indiferenciada. Existencia Pura, Conocimiento Puro, Bienaventuranza Ilimitada, realidad inmutable.
  15. El estado de sueño y el de vigilia, son mentales e ilusorios, dependen del ego.
  16. Todo este universo es el producto del sueño del Ser no dual y permanente.
  17. Sólo existe un Sujeto Único, sobre el cual están sobreimpresos todos los egos individuales que se engañan pensando que son ellos quienes experimentan sus sueños. El Ser inmutable es por una ilusión convertido en ego que experimenta este ciclo de renacimientos.
  18. El estado de vigilia es el fenómeno en el cual la yoidad, junto con los otros modos de la mente y los objetos vinculados, entran en relación. La yoidad en el cuerpo denso es el experimentador del estado de vigilia.
  19. Después de que los sentidos se retraen de las actividades externas, quedan en recuerdo las impresiones formadas por los modos mentales del estado de vigilia, que se reproducen como visiones en los sueños.
  20. Cuando todos los modos mentales permanecen dormidos en la ignorancia causal, se dice que se está sumido en sueño profundo. Aquí el experimentador tiene la bienaventuranza del Ser.
  21. Dios, el ego y el universo, se encuentran por dentro del campo de la ilusión creada por la sobreimposición sobre la Realidad del Ser Único.
  22. El Ser es Omniabarcante, es auto-existente y no depende de nada más, mientras que la totalidad del universo que es distinto de Él, es irreal. El Alma es única y libre de todo atributo.
  23. No es uno aislado: ¿cómo podría haber un segundo distinto de Él? No tiene ni absoluto ni no-absoluto. No es ni vacío ni no-vacío, ya que carece de dualidad.
  24. La liberación es el conocimiento directo de esa identidad total entre el Sí-mismo individual y el Sí-mismo universal; identidad que se afirma en sentencias como Tú eres Eso.”
  25. Tu propio Sí-mismo, es una encarnación de la eterna Esencia-Felicidad, la Luz Testigo que ilumina los órganos internos y sus funciones. Tú mismo eres el Conocimiento-Felicidad eternos; el Testigo del intelecto; Pura Conciencia. Tú, el veedor, eres completamente distinto de lo visto. Conócete a ti mismo como el Sí-mismo Uno; una masa homogénea de Conciencia que ilumina al cuerpo y que por tanto es distinto de él.
  26. La Conciencia, el Sí-mismo que aparece como Testigo, es aquello a lo que se refiere la palabra Tú (en el aforismo Tú eres Eso). El acto de atestiguar no es sino el poder iluminador del Sí-mismo, libre de todo cambio.
  27. Que no tiene mayor felicidad que Él-mismo; encarnación pura de la Conciencia Eterna; poseedor de Existencia por propia definición; el Ser que todo lo penetra. Todo ello es el significado del término “Eso”.
  28. Lo que aparece como Conciencia Testigo interior, esto es, el Sí-mismo individual, es de la naturaleza de la Felicidad, y Uno sin segundo; y la Felicidad interior no es otra que el Sí-mismo individual o Conciencia Testigo interior.
  29. Se percibe una forma-objeto, pero es el ojo el que percibe. Este último es percibido por la mente. La cual se convierte en sujeto perceptor. Finalmente, la mente, con sus modificaciones, es percibida por el Testigo-Observador, el cual no puede ser objeto de percepción.
  30. La Consciencia ilumina al deseo, a la decisión y a la inseguridad, a la fe y a la incredulidad, a la perseverancia y a la inconstancia, a la humildad, la comprensión, el temor, etc. porque (“Ella”) es una unidad.
  31. Esta consciencia no tiene nacimiento, crecimiento ni muerte. Ella es siempre auto-resplandeciente y, sin la ayuda de nadie ilumina todas las cosas.
  32. Un reflejo de Consciencia pura impregna el intelecto dándole inteligencia. El intelecto se revela en su doble naturaleza; como factor egoico y como mente.
  33. El sentido del ego puede identificarse de tres modos: con el reflejo de la consciencia, con el cuerpo y con el Testigo (Alma). La primera identificación es natural, la segunda se debe a su karma anterior, y la tercera a la ignorancia.
  34. La identificación recíproca y natural (del ego y del reflejo de la consciencia) persiste mientras se la considera real; las otras dos identificaciones se desvanecerán cuando terminen los efectos del karma y cuando surja la iluminación.
  35. En el estado de sueño profundo, cuando el ego desaparece, el cuerpo mismo se despoja de consciencia. En el estado de sueño con sueños solo hay un semi-emerger del ego, mientras que en el estado de vigilia el ego es plenamente consciente.
  36. El órgano interno, que es una modificación, identificándose con el reflejo de la consciencia, imagina ideas mientras sueña. Después, en el estado de vigilia y en relación con los órganos sensoriales imagina objetos externos.
  37. El insensible cuerpo sutil, causa material de la mente y del sentido del ego, es una unidad; él pasa progresivamente a través de los tres estados (vigilia, onírico y sueño profundo) y está sujeto a nacimiento y muerte.
  38. Ciertamente, la ignorancia tiene dos poderes: el proyectivo y el velador. Desde el cuerpo sutil hasta el cuerpo denso, todo es creado por el poder proyectivo.
  39. En Sat-chit-ananda (Ser, Consciencia, Beatitud), naturaleza de lo Absoluto, el mundo de los nombres y de las formas se manifiesta de la misma manera que las olas y gotitas que emergen del océano; a este acontecimiento se lo llama manifestación.
  40. El otro poder de la ignorancia (el “velador”) oculta la distinción entre quien ve y lo que es visto, situados en el interior (del cuerpo), y la distinción entre lo Absoluto y el mundo de las apariencias, percibido fuera (del cuerpo). Este poder es la causa del universo fenoménico.
  41. En la proximidad del Testigo (Alma), el misterioso cuerpo sutil —identificado con el cuerpo denso— se ilumina, y el Ser vivificado por el reflejo de la Consciencia pura, se convierte en individualidad operante.
  42. Éste, que es la naturaleza del alma, aparece como efecto de una superposición ilusoria en el Testigo. Cuando el poder velador de la ignorancia desaparece, entonces se puede notar claramente la diferencia y, como consecuencia ella (la individualidad) desaparece.
  43. De modo parecido, bajo la influencia del poder velador que oculta toda distinción entre el universo de las apariencias y lo Absoluto. Este último parece poseer los atributos del cambio de aquel.
  44. También en este caso, la distinción entre lo Absoluto y el mundo fenoménico puede comprenderse solo cuando el poder “velador” de la ignorancia, ha sido eliminado. De modo que el cambio puede ser percibido en lo manifestado y nunca en lo Absoluto.
  45. La Existencia (Sat), la Consciencia resplandeciente (chit), la Beatitud (ananda), y el nombre y la forma, son las cinco características universales; las tres primeras se refieren a lo Absoluto, las otras dos al universo fenoménico, o sea, al reflejo.
  46. La Existencia pura (Sat), la Consciencia pura (chit) y la Beatitud pura (ananda) son comunes no sólo al éter (akasha), al aire, al fuego, al agua y a la tierra, sino también a los Dioses, a los hombres y a los animales; sólo los nombres y las formas (creados por la facultad mental) hacen que un ser sea distinto de otro.
  47. Cuando uno se vuelve indiferente al mundo de los nombres y las formas y se consagra al Sat-chit-ananda, debe practicar ininterrumpidamente la Contemplación (samadhi) sobre el centro del corazón o sobre un pensamiento-semilla externo.
  48. En el centro del Corazón pueden practicarse dos géneros de samadhi: uno, en el que están presentes las ideas (savikalpa), y otro, en el que las ideas están ausentes (nirvikalpa). A su vez, el primero es susceptible de distinciones: puede asociarse con un objeto de percepción, o bien en un sonido (como objeto).
  49. Los deseos, etc., centrados en la mente, son objetos (del conocimiento). Es necesario meditar sobre la consciencia chit como Testigo de tales modificaciones mentales. Este estado se llama savikalpa-samadhi asociado con un objeto (del conocimiento).
  50. Soy Sat-chit-ananda independiente, auto-resplandeciente, libre de la dualidad. Esto se conoce como (el segundo género de) savikalpa-samadhi asociado con el sonido (subjetivo).
  51. En cambio, el nirvikalpa-samadhi es aquel en el que la mente, como la llama resguardada de los vientos, se mantiene estable, y en el que el discípulo permanece indiferente y quieto no sólo frente a todos los objetos externos de la meditación, sino también ante los objetos internos asociados con el sonido, porque se absorbe completamente en la Beatitud de lo Absoluto.
  52. El primer género de samadhi (savikalpa) es posible a través de un objeto, tanto interno (subjetivo) como externo (objetivo). En este último samadhi, el mundo de los nombres y de las formas se disocia de la Existencia pura.

 

 

 

 

 

Roberto Guillermo Gomes

Yogui Mettàtron

 

 

Arquitecto / Periodista / Ecologista / Escritor / Máster en Neurociencia Cognitiva, Psicología, Yoga, Acupuntura, Osteopatía, Yoga Terapéutico  y Mindfulness. Creador del NeuroYoga. Desarrollador del Programa FlashBrain para el incremento intelectual y de la técnica de Meditación Sináptica. Impulsor y líder de la iniciativa por el 2% del PIB mundial, en forma anual, para dar solución definitiva al triple flagelo del hambre, superpoblación y calentamiento global

 

Página en Amazon


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Gomes (52 noticias)
Visitas:
148
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.