Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Quintana escriba una noticia?

Disfrutaré de uno de los más grandes regalos

25/04/2010 11:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

“El Señor es tardo para la ira y grande en misericordia, perdona la maldad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable

pues castiga el pecado de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación”. Números 14:18.

El perdón de Dios es uno de los regalos más grandes de la vida que una persona pueda recibir de Dios.

Mientras consideras todos los principios que aprendiste en este capítulo, trae voluntariamente tus

errores y fallas, tus pecados, a nuestro amoroso Padre celestial y pídele Su regalo de perdón que te ayude a reordenar tu vida de acuerdo con el designio asombroso para el cual Él te creó. ¡Estarás contento de haberlo hecho!

Utiliza la siguiente oración para hacer de nuevo tu compromiso con Dios.

Amado Padre Celestial, estoy haciendo esto; está mal, y no quiero seguir haciéndolo.

Quiero vivir de otra forma. Líbrame de las cosas de mi vida diaria que no se ajusten a Tus caminos.

Quiero que sepas que estoy de acuerdo contigo respecto a ellas y respecto al veneno que pusieron en mi sistema. Perdóname, Señor

Gracias por darme la oportunidad de quedarme en Tu camino y por reordenar mi vida de

acuerdo a Tu plan original, sin importar lo que yo haya hecho.

Reconozco abiertamente los aspectos en los que me he permitido alejarme de Tu camino. He hecho y dicho cosas malas.

Quiero que sepas que estoy de acuerdo contigo respecto a ellas y respecto al veneno que

pusieron en mi sistema. Perdóname, Señor.

Púrgame de su maldad.

Señor, gracias porque con tanta facilidad intercambias las cosas malas de mi vida a cambio de más de Ti. Aun cuando me siento frustrado conmigo mismo o avergonzado por cosas que sé que están mal, sé que Tú siempre te acercas a mí con bondad y perdón.

Gracias porque eres el Dios de misericordia y compasión infinitas y no importa cuántas veces busque tu perdón, Tú me perdonas cada vez.

Señor, te pido que yo participe con mejor disposición en el proceso de cambio que se lleva a cabo cuando me arrepiento y busco tu perdón. Gracias porque el arrepentimiento es sólo una de las vías a través de las cuales Tú anhelas cambiarme permanentemente. En el nombre de Jesús, amén.

Dr. Daniel A. Brown.


Sobre esta noticia

Autor:
Quintana (1326 noticias)
Visitas:
331
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.