Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

Elementos Básicos para el Desarrollo de la Empresa Familiar: Comunicación y Resolución de Conflictos

31/03/2017 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por: Dr. Rafael E. Alcaraz Rodríguez

Tal como el comunicador Tony Robbins señaló en alguna ocasión: "Para comunicarnos efectivamente, debemos darnos cuenta de que todos somos diferentes en la forma en que percibimos el mundo y usar ese conocimiento como guía para comunicarnos con otros".

El problema en las empresas familiares es que tendemos a pensar que todos piensan igual y actuamos o tomamos decisiones con esa premisa en mente. En la medida que reflexionamos y nos percatamos de que precisamente la fortaleza de la familia empresaria se encuentra en las diferencias en las capacidades, experiencias y formas de pensar de los miembros de la familia, cuando se combinan y aprovechan pueden significar el desarrollo y consolidación de la familia empresaria, pero cuando no, pueden terminar en conflictos que incluso lleven a la disolución de la empresa o más grave aún, al rompimiento en la estabilidad familiar.

Y es que, tal como algunos expertos afirman, los padres se comunican regularmente con sus hijos en forma afectiva, pero cuando comienzan a trabajar juntos en la empresa, resulta necesario que establezcan un sistema de comunicación más racional.

Tal como lo menciona E. Niethardt, las diferencias más comunes de la comunicación en la familia y la empresa son: La comunicación en la familia es afectiva, informal, implícita, está condicionada por la historia familiar y se basa en una jerarquía natural por roles (padres, hijos, hermanos, etc.). La comunicación en la empresa es operativa, formal, explícita, está condicionada por la cultura de la empresa y la profesionalidad y, se basa en jerarquías y competencias.

Por tal motivo, es de vital importancia formar y entrenar a los miembros de la familia para que sepan escuchar y manifestar sus opiniones de una manera adecuada y oportuna, siguiendo reglas, códigos de comportamiento y generando los espacios correctos para llevarla a cabo.

La buena comunicación es vital en las familias empresarias, la falta de ella crea una serie de problemas, tanto para los miembros de la familia, como para los directivos no familiares que participan en el negocio. Por eso cuando hay mala comunicación, seguramente aparecerán conflictos que se materializan en malos entendidos, rumores, discusiones, y malas relaciones personales.

Lograr una buena comunicación requiere la clarificación de los roles que puede haber dentro de la familia y de la empresa, para poder entender mejor el papel que desempeña cada uno y entender desde que distinciones, espacio, ámbito o marco de referencia está viendo las cosas. De esta manera, cada miembro de la familia o colaborador de la empresa tiene un espacio y cuenta con el apoyo para compartir su visión personal de las cosas de manera libre y con la seguridad de que es escuchado para aportar en el beneficio del sistema familiar y empresarial.

Además, si creamos los espacios, establecemos las reglas y definimos los roles y, adicionalmente formamos y entrenamos a las personas para generar una buena comunicación, el ambiente de colaboración es mucho más satisfactorio y productivo. Las familias que no saben comunicarse, evitan hablar de las cosas que les causan conflicto, esconden las diferencias, evitan la confrontación (por no tener herramientas de regulación y discusión sana), y terminan por provocar conflictos más grandes o en mayor número, los cuales la mayor parte de las veces pudieron haberse evitado o solucionado en forma más rápida y fácil.

La comunicación, tal como es sugerido en la publicación realizada por El Observador en octubre de 2013, debe ser honesta, abierta, congruente y con el tono de respecto adecuado para construir confianza y mantener una buena relación, independientemente de lo diferente que puedan ser los puntos de vista de los que participan, esto finalmente permitirá construir soluciones en conjunto, aprovechar la diversidad de opiniones y favorecer el desarrollo de la familia y de la empresa en el corto, mediano y largo plazos.

Así pues, el consejo para las familias empresarias en general, es que en cada área (familia, empresa y propiedad), se establezcan los espacios y mecanismos de comunicación adecuados para lograr una atmosfera de diálogo y pertenencia, donde más allá de los intereses que pueda tener cada integrante del grupo, puedan expresar y manifestar sus opiniones abiertamente, generando un fuerte vínculo de integración y colaboración.

Fuente https://familiasemprendedoras.wordpress.com/2017/03/13/elementos-basicos-para-el-desarrollo-de-la-empresa-familiar-comunicacion-y-resolucion-de-conflictos/


Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (14119 noticias)
Fuente:
grandespymes.com.ar
Visitas:
1699
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.