Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Quintana escriba una noticia?

Feliz en lo poco o en abundancia

11/03/2010 12:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aunque abandonar su pequeño pueblo en el país de Gales no fue fácil, porque tenía todas las comodidades propias de alguien de clase media

Anterior <a href="http://www.flickr.com/photos/23665057@N02/3080405631/" target="_blank">Mara ~earth light~</a> via Flickr

El amor al Señor Jesucristo fue tan grande, que Ress Howell y su esposa asumieron el reto y se trasladaron a África, en donde prosiguieron con la tarea emprendida por una pareja de misioneros en la proclamación del evangelio de Jesucristo.

Su lugar de habitación reunía las condiciones de precariedad que jamás imaginaron. El calor era insoportable, las polvaredas que levantaba el viento de la tarde amenazaban con ahogar a alguien que no estuviera acostumbrado, el trabajo de evangelización era arduo y la lucha con las enfermedades se tornó interminable.

¿Momentos de desesperación? Muchos, sobretodo cuando pensaban en su pequeño hijo a quien dejaron al cuidado de un matrimonio cristiano entre tanto que respondían a su compromiso en lejanas tierras.

Pero por encima de las circunstancias que siempre fueron contrarias, tras dos años de intenso trabajo, pudieron experimentar el mover ilimitado del Señor Jesucristo. Sobre la región vino un avivamiento del Espíritu Santo y comenzó la conversión de diez mil personas, que era el número prometido por Dios a Ress cuando lo llamó a ejercer como misionero. Jamás se quejó por lo poco. Además de su disposición sacrificial, estaba convencido del respaldo divino.

Firmes a pesar de la adversidad

Firmes a pesar de la adversidad

La historia de Ress Howell escrita por el maestro bíblico Norman Grubb, es apasionante, sencilla, clara y estimulante. Nos revela a un hombre que recibió un trato especial del Creador, pero con un propósito: llegar a nuevas dimensiones en el servicio al reino de Dios.

Al igual que Pablo, pudo expresar en su vida: “… he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Se vivir humildemente, y se tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad” (Filipenses 4:12).

Lograr un estado de equilibrio que nos permita guardar la calma y permanecer alegres en medio de la adversidad, es posible con ayuda del Señor. El nos permite llegar a ese nivel, porque en nuestras fuerzas lo primero hacia lo que nos sentiríamos motivados es a renunciar. Usted puede. Ya otros lo hicieron, así es que adelante… en Cristo somos más que vencedores…

Evangelio de Jesucristo


Sobre esta noticia

Autor:
Quintana (1326 noticias)
Visitas:
129
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.