Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que R.j. Sulbarán escriba una noticia?

Historias de infidelidad: Dos mujeres celosas

10/09/2014 06:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Es posible que la infidelidad convierta a dos mujeres rivales en aliadas?, una pacto puede nacer donde menos alguien lo espera

Era un viernes de cobro, Henry esperaba culminar con su trabajo, era un hombre de unos treinta y cinco años, vivía con su mujer desde muy joven, tenían juntos dos hijas y más de diecisiete años de relación, en esos años Henry había tenido muchas mujeres, era un hombre amante de la vida nocturna, muy bien parecido, su suerte con las mujeres era muy bien conocida por sus compañeros de juerga sin embargo había conseguido en los últimos cuatro años una estabilidad, esa estabilidad se llamaba Lorena, tenía cuatro años de relación con su amante, ya no era un hombre prolífero en relaciones, estaba dividido en las noches y las semanas entre María su mujer de siempre y Lorena.

 

ESe viernes Henry recibe una llamada de un amigo de juventud, su compañero número uno de salidas nocturnas, acostumbrados a no terminar la noche sin una mujer a su lado, producto de una noche de fiesta y descontrol, Ángelo había salido del ruedo desde hace unos cinco años, se había casado con Matilde, una linda joven morena y contrastantes ojos azules que conoció en una de sus noches de fiesta, pero Ángelo estaba nuevamente en el ruedo, se había separado de Matilde y estaba deseoso de volver con todo a disfrutar de la vida nocturna, lo primero que le vino a la mente fue su compañero de farra, Henry disfrutó de la conversación y la idea de salir nuevamente luego de cuatro años a la fiesta musical de la noche le encantó, envió un mensaje a Lorena, - hoy me complique no puedo pasar por la casa- <escribió> apagando inmediatamente el celular, su mujer no le importaba mucho,    su rutina desde hace cuatro años era ya conocida por ella, cenas y reuniones de negocio constantes con nuevos y viejos clientes era más que suficiente para mantener a María fuera de la verdad.

ESa noche se reunió con su amigo Ángelo y se fueron a un local que le habían recomendado en las afueras de la ciudad, al llegar quedaron impactados, había mucha gente, mesas llenas de mujeres sin hombres, el tiempo había cambiado, ahora las mujeres salían a disfrutar también de la aventura, esa noche terminaron en el estacionamiento con dos hermanas que las llamaron de inmediato las hermanas silicón por cuerpos repotenciados por el silicón, fue un regreso triunfal.

 

HEnry regresó a su rutina de doble relación estable, una escusa  y un ramo de rosas acompaño a la mentira del mensaje de texto y luego todo fue normal, pero en la cabeza de Henry giraba el acto sexual con las hermanas, fue algo salvaje, una aventura otra vez, luego de más de cuatro años, la adrenalina que emanó le provocó la ansiedad de volver al ruedo y no pasó mucho tiempo, el celular sonó, era Ángelo - hermano, las mujeres hablaron, hoy en la noche, nos esperan para bailar y ya sabes que más-, no hubo nada que pensar, Henry y Ángelo habían vuelto al ruedo y las hermanas silicón los trataron como reyes y el sexo era lo mejor, así estuvieron, todos los viernes.

 

ERan las doce de la noche del viernes Ángelo estaba con las hermanas silicón bailando, Henry no había llegado, se habían puesto de acuerdo, aunque ya era una rutina, baile y sexo con las hermanas silicón, pero ya había pasado más de tres horas de retrazo y el celular estaba apagado, en eso una llamada, era Henry, Ángelo sale a atender al estacionamiento, -que pasó Henry las chicas silicón están de lo más divertidas, pero son dos, la tuya está esparendo- <dijo Ángelo>, - Amigo, hoy no puedo, cuando salí del trabajo me llegó un mensaje de Lorena, decía que la próxima vez borrara los mensajes del celular, había un mensaje tuyo donde me pusiste que nos esperaba una noche loca con las chicas silicón, yo no lo vi, ella me dijo que lo había borrado, y hoy iba donde María, me iba a descubrir con ella, estoy afuera de la casa, en el carro, tienen ahí más de una hora.- <dijo Henry, terminando la llamada.>

Infidelidad, un vicio de la vida

 

-Hace una hora-, Buenas noches, tu no me conoces, me gustaría pasar y hablar contigo, me llamo Lorena y soy la amante de tu marido desde hace cuatro años <dijo Lorena a María en la entrada de la casa>, - pasa, no lo creerás pero sabía que este día llegaría, me lo ocultaba por tonta y necia, pero en mi interior sabía que tu existías- <dijo María con voz que reflejaba resignación>, -Si, pero no vengo por lo que tu crees, no vengo a pelear por un hombre, vengo a buscar la justicia para dos mujeres que hemos sido engañadas por el mismo hombre, por cuatro años viví con la conciencia tranquila, sabía que era la otra, que existías antes que yo y así lo asumí, pero pensé que me amaba y solo era un hombre con un corazón dividido, pero hoy estoy aquí por otra cosa- <dijo con el odio asentado en sus ojos>, - no entiendo, ¿que puede ser peor que dos mujeres divididas por el mismo hombre?-<respondió María con asombro en su rostro>, - Pues que hoy como todos los viernes el no está conmigo ni contigo, tiene otra y ahora se convirtió en su preferida-.

 

EL auto de Lorena sale de la casa de Henry, él espera que desaparezca de la cuadra y sale de su vehículo, se dirige a la puerta de su casa, ve dos maletas y una nota encima de una de ellas, la toma y la lee, - no te molestes en tocar la puerta, estas maletas las hicimos entre Lorena y yo, ambas sacamos tu ropa como a ti de nuestro corazón, por favor tómalas y vete para siempre de esta casa, tus hijas son tus hijas, siempre podrás verlas, pero nunca en esta casa-.

 

HEnry intento volver con Lorena pero la respuesta fue la misma, el orgullo de ambas mujeres fue golpeado por el mismo hombre, el equilibrio que había logrado forjar en torno a ambas relaciones fue roto de manera indefinida, nunca más pudo volver con ninguna de las dos y las hermanas silicón no estuvieron más, las uso como causantes de su desgracia, su amigo Ángelo pasó al recuerdo, sintió que era parte de la culpa, pasó un tiempo mientras se adaptó a su nueva vida.

 

EL local esta a reventar, la música es dinámica, el sudor corre por la pista, besos, abrazos y agarrones, de todo sucede en la pista, las bebidas alcohólicas elevan a la gente a otro universo paralelo, nada de lo que sucede ahí tendrá que ver con el día siguiente, hombres y mujeres de oficina viven sus amoríos bajo la solapa de la oscuridad, cómplice del local nocturno, más adelante en la barra una hermosa morena esta sentada, sola, expectante, en eso una voz, -hola, que noche tan loca no- <con voz ronca y masculina>,    la chica sonríe, no le desagrado el comentario ni el hombre que lo emitió, - tienes razón, hoy la noche esta muy loca-<respondió con sensualidad desbordante en su voz>, -creo que hoy será una noche muy buena para nosotros, me llamo Henry, ¿deseas tomar algo?.-

 

Una unión de dos rivales, cosas que solo la infidelidad puede lograr.

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
R.j. Sulbarán (104 noticias)
Visitas:
4901
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.