Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

La República Independiente de tu Cosa

27/10/2017 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estamos produciendo una serie de entrevistas en vídeo sobre la era Trump en EE.UU. Si quieres ayudarnos a financiarla, y donar aquí.

1- Hola. Pues aquí, en el Parlament. A punto de que empiece la cosa DUI. Las repúblicas, por aquí abajo, son como las angulas. Molan, son un bien escaso --muy, snif, caro--, y que no se come cada día. El ambiente en este parlamento, no obstante, no es de día en el que se proclama la barra libre de angulas, sino el típico día en el que en el internado tocaba sopa. Nadie la quería, pero todo el mundo se la comía. Hola, bienvenidos a Procesando el Caso. O la Cosa. O todo ello. Hoy toca angulas. O sopa. Pero empiezo donde lo dejamos ayer.

2- Definitivamente, todo cambió con el discurso de ayer de Puigdemont. Fijaba el marco diálogo/el diálogo soy yo. Declaraba que el diálogo no se había producido, por lo que el Parlament podría hacer lo que creyera más conveniente. Dejaba ir la posibilidad de una DUI, de manera poco épica y poco rotunda. De alguna manera, la sensación es que todo seguía siendo póquer. Tal vez, la última mano. Glups.

3- Sobre el póquer. La Vanguardia reconstruye hoy la reunión de las fuerzas vivas de la Cosa en la Gene, previa al discurso de Puigde, en la que se decidió --o algo parecido-- ir a por DUI, que complemento con otras fuentes. Se trataba de una reunión muy tensa, en la que la Cosa estaba implosionando. Es importante que las decisiones resultantes fueron fruto de una implosión. Es decir, no se hubieran producido, tal vez, con otro estado anímico. O ético. Es importante saber que sólo dos consellers apostaban por una DUI, y que Jordi Sánchez/ANC, desde el trullo, comunicó, vía Síndic de Greuges, que también estaba por elecciones. ERC/Junqueras estaba de cuerpo presente, formalmente apostando por una DUI, pero bajo mesa defendía las elecciones/marcaba paquete frente al PDeCAT, más tibio. Al parecer, tenía lugar una partida --la última-- de chicken game, a ver quién era el último en tirarse de la moto. Me temo que en esa reunión no había otra épica. Es decir, que no había ningún valor republicano, esa cosa que consiste en Libertad, Igualdad y Fraternidad, y no en chicken games. El Procés, aquel itinerario electoral, moría como la Cosa, planteándose el itinerario electoral antes que un proceso de autodeterminación. Me dicen que las desconfianzas internas eran absolutas. Nadie se fiaba de nadie. En un momento dado, Puigde, partidario de elecciones, ofreció dimitir y que Junqueras, que tanto defendía la DUI, fuera Presi y proclamara la DUI. Llorando, se supone; momento en el que Junqueras se puso de perfil y en modo nanoniano. Me dicen --fuentes del Govern-- que los términos del debate eran elecciones a cambio de parar el 155 y un baño de violencia piolinesca, del que tenía información el Govern. Y que se llegó a ese pacto con Soraya SS, si bien Rajoy, luego, lo rechazó. Me dicen --fuentes gubernamentales--, que lo que estaba en debate era elecciones, a cambio de que el 155 no fuera tramitado --algo tardío--, free Jordis, retirada de Piolín, y que fiscalía se relajara, tronco. Es posible que ambas fuentes mientan, en uno, dos o todos los tramos --el Republicanismo cat carece, por lo visto, de Horacios, y el Preparadismo esp, ni los tiene ni los espera.

Por lo que sea, la opción elecciones era mayoritaria. Una chica de ERC lloró --ERC es, después del PACMA, el partido más sentimental de la Península--, y emitió acusaciones de traición, y la posibilidad de explicar al mundo quiénes eran esos traidores. Es decir, invocó el marco Procés y el chicken game/el primero que salte de la moto es un traidor. Sea por eso, o por datos que ya se irán descubriendo, nadie saltó de la moto.

4- Supongo que no se aceptó la opción elecciones por chicken game/desconfianza mutua entre PDeCAT y ERC. Al menos, ha trascendido que Urkullu, mediador entre Gene y Gobierno, consiguió del Gobierno la garantía de que el 155 se lo envainarían a cambio de elecciones. También ha trascendido, vía La Vanguardia, que Urkullu se quedó a topos por la negativa de la Gene a dar el paso a la transacción paz por territorios.

5- De todo ello se desprende que falta minutaje para interpretar el último tramo de decisiones gubernamentales cat. Podrían haber evitado la desaparición de la Gene, la violencia policial y, posiblemente, una dimensión desconocida, social, política y económica, que puede durar años. Pero se decidieron por una DUI que puede durar horas. Me temo que es posible interpretar que las razones de la decisión fueron culturales. El Procés/Cosa nunca fue considerado, me temo, como un fin verosímil, por lo que tampoco importa que la República que se proclame no sea sostenible. Las decisiones de ese tramo, supongo, fueron partidistas, y consistieron en dos partidos evitando que uno de los dos partidos se tirara de la moto el primero, ridiculizando ante el consumidor de Procés al segundo.

El Procés/Cosa nunca fue considerado, me temo, como un fin verosímil, por lo que tampoco importa que la República que se proclame no sea sostenible

6- Personalmente pienso que la República es un patrimonio costoso, que no se puede dilapidar. Para hacer una República, por ejemplo, se debe de estar vivo y en libertad, dos cosas --vida y libertad-- que sólo se regalan gratuitamente, que no se dilapidan, como parece ser el caso. El recientemente fallecido Antoni Domènech codifica el republicanismo en un libro impresionante --me lo recomendó César Rendueles, a quién se lo agradezco cada día--, como un marco ético de justicia social, democracia amplia, que observa la aludida Libertad, Igualdad y Fraternidad también en un plano económico, que es por donde se están yendo al garete esos valores. La República es bella y sencilla y complicada. Es un sistema de control también del Estado. Es la defensa de la ciudadanía frente al Estado y el mercado. Es lo contrario al nacionalismo, es decir, elisión de mitos y valores que no sean cívicos. Y todo ello responde a una cultura que no he visto en Cat en los últimos 5 años, salvo en su aplazamiento. Una persona, por otra parte, puede no ver cosas que tiene delante de la napia. En las reuniones del Govern y la Cosa de las últimas 48 horas, verbigracia, no ha habido nada de todo eso. Busquen un segundo diagnóstico, por si las flys. Siempre. Ahora mismo, por ejemplo, escribo esto en una terraza. Se me acerca una chica, se me presenta. Es libertaria. Cree que se va a producir un desbordamiento. Me explica una reunión producida anoche, en la que cientos de personas que vivieron el 1O como un despertar cívico desconfiaban del Govern y proponían resistencias. A ver.

7- El pleno posterior al discurso televisado de Puigde, sorprendentemente, fue poco tenso. JxS y CUP estaban de perfil, Puigde delegó la invitación de Forcadell a hablar. Lo hizo a través de un suspiro-pedorreta, algo que sólo sucede en oficinas en las que nadie se habla. C's estuvo en modo ex/ya te lo dije. PP en modo Albiol, y PSC y CSQEP en modo sinceridad sencilla / miré los muros de la patría mía, de Quevedo.

8- Eso fue ayer. Después, cené, como todos lo jueves, becade à la mode de Paul Bocuse. Luego me fui a la piltra y dormí como un angelito hasta que tuve un sueño recurrente en las últimas semanas: estoy en una sala de prensa del Parlament y, en eso, una enfermera nazi aparece y me dice, 'hummm, qué calor, ¿le importa que me quite la rebequita?'. Luego, no puedo conciliar el sueño. Ahora, alehop, estoy en el Parlament. Empieza la Cosa. Bueno. Es un decir. Está detenida. Por alguna razón --o ninguna de ellas-- de las siguientes: a) los servicios jurídicos del Parlament han explicado a la mesa que si tramitas una DUI te cogen y te envían a galeras, b) porque, se dice, Puigde y Rajoy están, al fin, hablando por teléfono, o porque c) esto ya es lo habitual.

9- Empieza la Cosa por fin. Discursos de bajo perfil, salvo, curiosamente, en PSC y CSQEP. Quizás, sorprendentemente, más vinculados a la cultura republicana y la defensa de las minorías. CSQEP defiende un referéndum que no se ha producido. Asisto al pleno en una sala para público --las salas de prensa están llenas--. El público está compuesto por procesistas all-star. Gritan a pantalla. El de mi lado llama charnega, por lo bajini, a una parlamentaria que está hablando por pantalla. Aplauden, animan, protestan como en un partido de fútbol televisado. Se incomodan mucho ante apostillas sociales de los portavoces, cuando se producen. Me temo que es la derechona planetaria. Se comportan como si los grupos parlamentarios, y sus votantes, contrarios a la DUI, desapareciera de la tierra después de la DUI. Me temo que todo esto conducirá a una nueva derecha local, esencialista, antieuropea, dinámica, vertical. A ver como nos lo montamos las izquierdas ante esta nueva pantalla, que durará años, y que no creo que sea republicana, sino cientocincuetaycinquista-preparadista.

10- Hablo con corresponsales extranjeros. Las simpatías despertadas el 1O han desaparecido. Supongo que volverán --en la prensa, no en la política internacional-- con la brutalidad que, se supone, empezará tras proclamar la DUI, en 3, 2, 1. Una alemana me explica que esto lo ve como "un ridículo peligroso". Un italiano me explica que el pleno, verdaderamente accidentado, se parece a un pleno de la era Berlusconi. Algo parecido está ocurriendo en el Senado. Se está dibujando una época. Se están dibujando dos bandos que, más que por lógicas, se diferencian por banderas.

11- La alegría republicana no existe en el pleno. Hay algo que no cuadra. Me lo explico. Las últimas elecciones, plebiscitarias según el Govern, supusieron una derrota del Govern, bajo ese punto de vista. No obstante, la legislatura ha consistido en diversos tramos contradictorios, en los que se ha superado esa contradicción supliendo aquella derrota por victoria. El Govern, finalmente, se ha comportado como si aquel plebiscito, perdido, se hubiera ganado por un 80%. Tengo que hacer un artículo sobre las cosas positivas del Procés --se ciñen, me temo, a la participación popular en el 1O--. Lo demás, me temo, ha sido la construcción de una nueva manera de entender la democracia, que se está produciendo en UK, EE. UU., Polonia, Hungría, Esp... Y Cat. Una supremacía de la mayoría sobre la ley, que no sobre la justicia, que no sobre la corrección de lo injusto. Ya veremos.

12- Llega el momento de la votación. JxS pide voto secreto. La razón: escaquearse de la represión. Incluso a estas alturas del partido. La desobediencia institucional cat es la monda. No está claro que la sociedad tenga esa opción. CSQEP y PP se niegan, por apechugue. CUP lo comprende. Se vota en secreto. Por lo visto, dos de JxS se rajan y no votan sí.

13- Se proclama la República. Metáfora, justo en ese momento, informa Expansión, los directores generales de la Gene son cesados. Podrían haber dimitido, o haber esperado a Piolín/155. Pero eso entraña contrapartidas económicas y cierto alejamiento del epicentro Piolín. En el pleno se aplaude sin ganas. Se canta el himno al uso. Se percibe la sensación de que se inaugura una época breve y no necesariamente lucida. Por los caretos de JxS, esto no parece un 14 de abril. El 14 de Abril fue una ocasión en la que la ciudadanía salió a la calle y se contempló, mutuamente el rostro. Creo que fue la última vez. Hoy, pues poco de eso, al menos en este hemiciclo. Igual sucede en el calle. Pero, seguro, no en todos los barrios.

14- Un grupo de alcaldes ha venido al Parlament, se ha sacado fotos y selfis, ha gritado, a lo largo de la mañana, varias veces, independència. Ellas habían ido a la pelu, ellos llevaban su mejor traje o su mejor camiseta alternativa. Los muy mamones, traían saque, y nos han dejado sin bocatas en el bar. Son una región de una sociedad que se la jugó, literalmente, el 1O. Están pletóricos. Gastan la única alegría republicana en la sala. Es hermosa, como en el 100% de los casos de la alegría republicana. Hablo con uno. Que ya está hecho. Que ya somos una República. Que la poli no podrá hacernos nada, porque ya estamos en otro marco legal. Ayer, una exPresi del Parlament, dijo eso mismo. Que no habría represión porque seríamos otro Estado. Encuentro que decir esto es una brutalidad de Estado comparable a la que utilizará el Estado en breve. Una forma de utilizar y castigar a la sociedad.

15- El Govern se pira a la Gene/el Palacio de la Moneda, a esperar a Piolín. En la Plaça de Sant Jaume, ANC convoca concentración. En breve habrá fiestorro con concierto pop. El Barça dejó de utilizar la Plaça de Sant Jaume para sus concentraciones por motivos de seguridad. Es una ratonera.

16- Hablo con un CUP. Estas últimas semanas, o al menos yo lo siento así, hemos creado cierto vínculo sustentado en la complicidad --las izquierdas, o somos cómplices, o nos vamos a la XXXXX-- y la duda --las izquierdas, o intercalamos dudas entre las certezas, o nos vamos a la XXXX--. Está contento. Duda. Cree que nos van a dar hasta en el paladar. Creo que todo eso es lo más honesto que me ha pasado hoy.

17- Ayer hice un cuadro sinóptico de las posibilidades de la Cosa y el Caso. Lo hice para Mercé, mi compi de piso, que siempre me pregunta por lo que ha pasado cada día, por lo que no podemos hablar de logística. Era una forma de decirle: léete el cuadro, Mercé y, de paso, compra Fairy, que necesitamos un milagro antigrasa. Hoy, según ese cuadro, estamos en DUI, flechita, Piolín/155 y dos posibilidades. Que la Rep Cat asuma el control del territorio o que no. Suponiendo que lo haga, no lo haría el Govern, sino una parte de la sociedad, que tendría que ser mucho más amplia que el procesismo ad-hoc. Y tendría que resistir mucho tiempo a la violencia policial antes del primer recocimiento internacional, que no pinta que sea europeo.

18- Me voy a la Gene. A esperar --otro tipo de-- brutalidad. A Piolín, vamos. Algo me dice que lo único desestabilizador, lo único que puede acabar con el R'78, lo único que puede tener consecuencias políticas de calado, es el 155. A su vez, el 155 puede ser todo lo contrario a las posibilidades que les he expuesto. Puede ser un animal de compañía longevo en la política esp y cat, una manera de suplir políticas. Lo que no le viene mal a los gobiernos esp y cat, que salvo la austeridad lo han aplazado todo. El 155 tendrá consecuencias infinitas. Lo de hoy aquí tal vez no. Tal vez ha sido un no tirarse de la moto.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (2156 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
2778
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.