Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Christian Gistain escriba una noticia?

Narcisismo y redes sociales. El nuevo criadero

04/06/2014 12:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Algunos medios hablan de estudios que afirman que existe una relación entre el aumento del narcisismo en la población y el uso de las redes sociales. ¿Es esto cierto?

En primer lugar, deberíamos diferenciar entre lo que es un Trastorno de Personalidad Narcisista, una personalidad narcisista, y lo que se entiende a nivel coloquial como ser un Narciso. En lo que se refiere a las dos primeras, debemos hablar siempre de patología, o lo que viene a ser igual, unas características en la personalidad del sujeto que hacen que su vida social y por tanto su estado emocional individual, se vean seriamente afectados.

Por el momento y gracias a Dios, este trastorno sigue afectando solamente al 1% de la población general, apareciendo más en varones que en mujeres (entre el 50% y el 75% de los afectados son hombres).

¿Qué relación tiene el narcisismo (coloquialmente hablando) con las redes sociales? Pues que las redes sociales, son una parte de Internet, o lo que es lo mismo, del Universo 2.0 que paralelamente hemos o nos han creado. En la red podemos encontrar lo que en la vida real, hay de todo. En la vida real, hay alcohol, pero no todo el mundo se vuelve alcohólico y también ocurren desgracias, pero no todos enfermamos de depresión. Por tanto, el uso de las redes sociales no tiene por qué generar nuevos “Narcisos” y mucho menos individuos con dicho Trastorno psicopatológico. De hecho, al que le gusta la comida, suele subir fotos de platos, al que le gusta el mundo del motor, de motos o coches, y al que le gusta pintar, de sus cuadros u obras.

Ahora bien, sí que pueden ocasionar dos cosas. La primera, es generar nuevas adicciones (a tener internet, al móvil, a ser aprobado con “me gusta”, etc.). La segunda, y en relación al tema que nos ocupa, es acentuar dicho rasgo en aquel que de por sí ya lo padezca (en sus diferentes grados). Si uno tiene tendencia a necesitar sentirse admirado, a ser una persona de éxito desmesurado, a creerse especial y único además de guapo, encontrará en las redes sociales una buena fuente de cultivo. Pero la pregunta a tener en cuenta sería, ¿y qué es lo que crea esa posible tendencia?

Las redes sociales pueden acentuar dicho rasgo en aquel que de por sí ya lo padezca

La respuesta es obvia. Una parte se la llevaría la carga genética (de gatos, gaticos) y la otra el factor contextual y cultural. En la década de los años 80, sólo conocíamos a un personaje con cuerpo de superhéroe, desproporcionado y fuera de los “parámetros normales”. Su nombre, Arnold Schwarzenegger, alguien al que veíamos en la pantalla. Hoy, sin embargo, en algunas ciudades españolas, pongamos que Valencia, raro es el día en el que no te cruces a uno o dos por la calle, con el mismo patrón.

El mundo del fútbol es otra de las herramientas para influenciar en la mente de la masa, o población general, en donde se puede apreciar el fenómeno. ¿Quién acaparó más portadas tras la décima copa de Europa del Real Madrid? ¿Quién fue más adorado? No fueron ni Di María (uno de los mejores del encuentro) ni Bale (autor del segundo tanto) ni Marcelo (el que remató al rival)…fue Cristiano Ronaldo con su posado veraniego. ¿Qué mensaje estamos transmitiendo a la sociedad?

Si cada vez tenemos más niños con acceso inmediato a internet, deberemos, como en la vida misma, enseñarles a hacer un buen uso del mismo. Y no me refiero a decirles que se metan o no se metan en tal u otra web. Me refiero a dotarlos de un buen nivel intelectual, cultural y emocional. De no permitir que se vuelvan cretinos. De no criar patanes egocéntricos o Narcisos. Para esto, se requiere por desgracia, no sólo de un esfuerzo personal del ambiente más cercano, sino de toda una sociedad, que no se deje seducir por nuevos dioses de piedra y barro. Y en esto, los medios de comunicación y aquellos que a través de ellos nos expresamos, como reflejo de la sociedad a la que pertenecemos, tenemos gran parte de responsabilidad en ello.


Sobre esta noticia

Autor:
Christian Gistain (30 noticias)
Visitas:
2999
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.