Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

¿Una Notre Dame de nueva planta?

17/04/2019 08:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tras el sobrecogedor incendio de la catedral de Notre Dame de París, ahora es el momento de la reconstrucción, una rehabilitación que ya ha «encendido» el debate de cómo llevar a cabo la reconstrucción del edificio

Notre Dame, como casi todas las catedrales de tronío, ha sido un edificio que se ha ido construyendo a lo largo de los siglos.

Además, este tipo de edificios «atrapan» la historia, más en el caso de la catedral de Notre Dame que se comenzó a erigir en el año 1163 y no se terminó hasta el año 1345.

Tras las vicisitudes producto de la Revolución francesa, en la cual la catedral fue profanada, a partir del año 1845 se inicia un ambicioso proceso de restauración, que culmina en el año 1860.

Un debate abierto

Tras el horrendo incendio de ayer, que ha dejado a la catedral prácticamente en los cimientos, ahora se abre un debate sobre si lo que hay que hacer es reconstruirla tal como estaba o construir una catedral de nueva planta.

Algunos especialistas, como Carmen Lorenzo, directora de la Escola Superior de Conservación y Restauración de Bens Culturais de Galicia, muestran su perplejidad y no saben a qué carta quedarse.

En opinión de Lorenzo, la mejor solución sería la de optar por la anastilosis, esto es, mantener aquellas estructuras que hayan salido indemnes del fuego o que se puedan restaurar con la suficiente seguridad.

A partir de ahí se reconstruiría el edificio, pero utilizando colores específicos para señalar qué es lo reconstruido y qué es lo que se pudo salvar del fuego, de manera que en la «historia» del edificio quede constancia de que el 16 de abril del 2019 fue pasto de las llamas.

Primar la seguridad

Sin embargo, otros profesionales de la rehabilitación de edificios, caso de Javier Rivera Blanco, es partidario de introducir en la reconstrucción materiales ignífugos que eviten, en el futuro, un nuevo incendio.

Este experto es incluso favorable a que la nueva estructura de la catedral inspirada por el obispo Maurice de Sully utilice el hierro como material constructivo como una manera de primar la seguridad.

El subdirector del Instituto Patrimonio Cultural es contrario a la reconstrucción de la iconografía que guardaba la más famosa iglesia de París, y apostaría por una imaginería contemporánea, como manera de magnificar la rehabilitación del edificio.

Reconstruir el pasado

Sin embargo, otros especialistas son más favorables a reconstruir el edificio en toda su grandeza, para lo que consideran obligatorio una restauración del edificio que lo deje como estaba.

Uno de los partidarios de recuperar la magnificencia de Notre Dame es Francisco Daroca, a la sazón patrono de la Fundación Arquitectura Contemporánea, más partidario de devolver a Notre Dame esa pátina que solo dejan los siglos.

Para él, la iconografía de Notre Dame dice tanto que es necesario la recuperación de la misma, hasta en sus más pequeños detalles.

Para este experto también hay que sopesar, en la reconstrucción, que Notre Dame es una parte esencial del significado de París como ciudad.

Es el respeto a esa personalidad parisina y a su historia lo que invalidaría cualquier intento de reconstruir este templo de culto católico desde una perspectiva contemporánea.

Técnica actual

Francisco Daroca, a la sazón patrono de la Fundación Arquitectura Contemporánea, más partidario de devolver a Notre Dame esa pátina que dan los siglos

 

Otra óptica con respecto a la reconstrucción del templo católico es la que encontramos en Josep Ferrando, del Colegio de Arquitectos de Cataluña, que es partidario de casi construir una catedral de nueva planta.

Para ello, llama a recoger el espíritu de Viollet-le-Duc, cuando inició la reconstrucción de la catedral en el año 1845, que introdujo técnicas constructivas modernas en la restauración de un edificio que ya contaba con siete siglos de existencia.

Por lo tanto, las partes que haya que reconstruir deberían de mostrar inequívocamente una arquitectura de los inicios del siglo XXI en que nos encontramos.

Despliegue militar

En los primeros momentos, por la incertidumbre sobre las verdaderas causas y alcance del incendio de Notre Dame, se llegó a barajar incluso que se tratase de un atentado terrorista en uno de los monumentos más célebres de París y también de Francia.

Debido a ello, se activó el dispositivo militar y antiterrorista que está previsto para ese tipo de situaciones.

Un dispositivo militar que, por otras causas - estamos hablando de los disturbios provocados por el movimiento de los «chalecos amarillos» -, por decirlo de algún modo estaban en situación de «prevengan».

En disposición de utilizar fuego real

Ante el despliegue de soldados para controlar los disturbios que pudiesen producir, el gobernador militar de París, en declaraciones públicas, llegó a indicar que los militares podrían llegar a disparar contra los manifestantes.

Las declaraciones del máximo mando militar en la capital de Francia provocaron, cuando menos, un importante revuelo en la opinión pública.

Una medida polémica

Los soldados que fueron movilizados para comportarse como una suerte de antidisturbios de caqui, son los mismos militares desplegados dentro de la operación antiterrorista Sentinelle.

Aunque el ejecutivo de Macron ha indicado, por activa y por pasiva, que la única misión de los militares es el mantenimiento del orden y que, bajo ninguna circunstancia, estarán, ni han estado, en contacto con los manifestantes, el despliegue despierta recelos.

Unos militares con poderes excepcionales

En virtud de la misión antiterrorista que desempeñan, los soldados desplegados en París también están concernidos en todo lo que tiene que ver con el orden público.

Tal como ha recordado el general Bruno Leray, gobernador militar de París, la panoplia de actuación de los militares que patrullan por las calles de París, es amplia.

Entre sus atribuciones, en respuesta a actos de violencia, se encuentra, cuando la amenaza es real e inmediata, el utilizar sus armas de fuego para reducir a los posibles terroristas.

Macron «templa gaitas»

Desde Bruselas, el presidente Macron ha querido «quitar hierro» al asunto, intentando calmar a la opinión pública.

El presidente de la república francesa ha detectado, así lo ha comunicado, muy mala fe en la polémica, y ha dejado claro que las únicas atribuciones de las tropas desplegadas en París tienen que ver con la lucha contraterrorista.

Tal como ha confirmado el propio Macron, el despliegue militar tiene como objeto el descargar a policías y gendarmes de labores de control del territorio en la posibilidad de un atentado de tipo terrorista.

Fuente - EL PAÍS / Notre Dame en Wikipedia / Maurice de Sully en Wikipedia 


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (193 noticias)
Visitas:
4886
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.