×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
5
Posición en el Ranking
12
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.495.361
  • Publicadas
    1.108
  • Puntos
    72
Veces compartidas
22.139
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
06/08/2017

Llamarla Venezuela por sus palafitos, resultó algo confuso, si en verdad se la quería comparar con Venecia, sería Venecita, como mujercita y no Venezuela como mujerzuela

Historia aparte, el nombre del país tan sólo hace alusión a sus costas y riberas, pues en ese momento se desconocían los llanos y los tepuyes hoy famosos por su inigualable belleza.

La pequeña Venecia pasó de los palafitos a los ranchitos que alfombran las colinas de las ciudades gracias a la instalación de una burguesía criolla terrateniente que acabó por expulsar a los indígenas de sus palafitos para convertirlos en sus sirvientes a la vez que rompió sus vínculos con el colonialismo español.

Pero la batalla que están librando en este momento los venezolanos, es la del enfrentamiento fratricida, ahondando el odio entre familias que venían acostumbradas a llevar sus diferencias con cierta tolerancia y buen sentido del humor y de ese honor mal entendido que se confunde con el orgullo de ser no se sabe bien qué cosa.

Venezuela tenía un olor suave y delicioso a Mango y Tamarindo incluso en sus peores tiempos, cuando el dictador Marcos Pérez Giménez veraneaba en la Orchila y se gastaba el dinero de los venezolanos en hacer autopistas.

Y es que la única autopista con la que cuenta la tierra de Juan Camejo, es la Caracas-Valencia, amortizada cuarenta veces y moribunda gracias al abandono de gobiernos posteriores.

En los años cincuenta, no sólo se construyó a Autopista Caracas-Valencia, también se construyeron los Tréboles, el Pulpo y el Helicoide de Caracas, obras singulares que siguen siendo los símbolos de la época del desarrollismo en Venezuela.

Cayó la dictadura el 23 de Enero, de nadie se acuerda que año, pero sí de que día y llegó el Pacto de Punto Fijo, para poner tierra por medio y dar inicio a la época de la alternancia en el poder entre la derecha democratacristiana y la izquierda socialdemócrata, simulando una reproducción de la estabilidad entre republicanos y demócratas de los EE.UU., algo muy al gusto de los criollos.

La fragancia de la democracia se vio mezclada con el olor del tabaco habanero, que vio nacer a personajes como Fabricio Ojeda, Douglas Bravo, los hermanos Petkoff y otros muchos que se echaron al monte siguiendo la senda castrista, entre los que se encontraba el que suscribe.

Después de años de dura represión adeco-copeyana y de enfrentamientos militares con el ejército, la izquierda revolucionaria se vio obligada a replegarse y decir adiós a las armas.

La persecución fue cruenta e implacable, pero curiosamente con la llegada de COPEI y Rafael Caldera al gobierno, se produce una extraña y sospechosa comunión que lleva a que algunos de los iconos de la izquierda guerrillera sean ministros, colaboradores y asesores de los copeyanos.

El caso más sonado es el de “manogoyo” José Vicente Rangel, su biografía manipulada y retorcida en la Wikipedia, borra los años en que compartió militancia con Domingo Alberto Rangel, Luben Petkoff o Simón Sáez Mérida y encarga a varios “negros” una campaña de  desprestigio de sus camaradas de antaño, sacando a la superficie a los nuevos profetas que acompañarán a Hugo Chávez en su revolución bolivariana.

Venezuela no es Cuba y no estamos en 1959

José Vicente Rangel, se convierte en el prototipo y el Alter Ego de la boliburguesía, nacida al calor del chavismo, verborrea revolucionaria y enriquecimiento creciente, con negocios e inversiones en paraísos fiscales.

Para este tipo de personajes que han sobrevivido a todos los partidos y a todos los gobiernos desde su adolescencia, es para los que se está deconstruyendo la revolución permanente de Venezuela.

Que nadie se llame a engaño: Delcy Rodriguez, fue “sacada a patadas” por el mismísimo Hugo Chávez, de Miraflores por sus turbias relaciones con el entonces dueño de Smartmatic, el cual murió en extrañas circunstancias, lo que da una idea del personaje.

Smartmatic, después de años haciendo negocios con el chavismo, se atreve a decir que el fraude de la constituyente es millonario, algo evidente, que deja entrever las luchas internas del chavismo en descomposición.

Pero también estamos en ante una guerra a muerte, entre la vieja burguesía y la nueva boliburguesía.

Aquí los herederos de los palafitos seguirán pasando hambre, la guerra no va con ellos, la guerra es el reparto de la renta petrolera y sus derivados entre los panfletarios.

A los militares ya les han entregado los juguetes y los aguinaldos, convirtiéndolos en terratenientes, en caudillos de los llanos, o prósperos empresarios en el extranjero, lejos de Caracas.

Ayer le gritaba un chamo a un dirigente político que se retiraba de una manifestación: Váyase  cobarde, que al final será el pueblo quien se defienda de todos ustedes, políticos inútiles y traidores que sólo están a lo suyo.

Era un claro síntoma de que la operación desgaste y mareo de la oposición rinde sus frutos y se está imponiendo la división, la falta de un liderazgo único sigue siendo la mejor parte explotada por el madurismo.

Delcy es la marioneta adecuada para las manos de un maniobrero Diosdado Cabello, que dirige la orquesta sanguinaria de la constituyente desde el atril del corneta.

Los próximos días y meses prometen muchas sorpresas.

@ordosgonzalo

 

gonzalo   alvarez-lago   gacia-teixeiro

Más recientes de Ordos

La subversión en Venezuela

La subversión en Venezuela

El domingo amaneció Venezuela, con la noticia de una supuesta sublevación militar, en Caracas y Valencia, que resultaron ser una pantomima un burdo montaje de Diosdado Cabello, siguiendo el guión de Orson Wells 07/08/2017

Mi agradecimiento

Mi agradecimiento

Quiero expresar una vez más mi agradecimiento a los miles de lectores que siguen con atención cada uno de mis artículos y todos aquellos que se van sumando mes a mes, a mis publicaciones en las distintas redes 31/07/2017

De lo interior y lo exterior

De lo interior y lo exterior

Raras veces nos planteamos la duda, sobre si vemos las cosas desde su exterior o desde su interior; cuando el resultado de esa observación, siempre suele ser diferente, dependiendo de la posición que ocupemos como observadores y de nuestra actitud 29/07/2017

El ladrón de libros

El ladrón de libros

La noticia saltó a la prensa en Sao Paulo, Brasil, una ciudad que no es famosa precisamente por sus intelectuales --más bien por todo lo contrario—ya que es la cuna de una de la más poderosa organización de delincuentes de latinoamérica 28/07/2017

El criterio y las redes

El criterio y las redes

Cuando se lee por primera vez El Criterio, de Jaime Balmes, y sobre todo, cuando se lee en edad temprana, se puede tener la sensación de estar descubriendo un nuevo concepto sobe el conocimiento, el saber y la verdad 27/07/2017

Mostrando: 1-5 de 1.108