Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

Las prohibiciones al plástico: Beneficios imaginarios, costos reales

4
- +
29/08/2019 00:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageEl Primer Ministro canadiense Trudeau propuso recientemente una prohibición federal de ciertos plásticos de un solo uso, argumentando: «Tenemos la responsabilidad de trabajar con nuestros socios para reducir la contaminación plástica, proteger el medio ambiente, y crear empleos y hacer crecer nuestra economía». Al igual que con medidas similares en California, Hawaii y Nueva York, la propuesta de prohibición canadiense de los plásticos perjudicará a los consumidores al tiempo que proporcionará muy pocos beneficios, incluso en los propios términos de Trudeau.

El mayor problema para las pancartas de plástico es que sus medidas (hasta ahora) se aplican a jurisdicciones que tienen poco que ver con el problema aparente. Los mayores contribuyentes al plástico en el océano son China e Indonesia; un artículo en Science de 2015 concluyó que los países de la OCDE contribuyen con menos del 5 por ciento de los desechos plásticos de fuentes terrestres.

Otro problema es que las prohibiciones del gobierno tienen consecuencias imprevistas. Por ejemplo, una investigación de principios de año estudió la prohibición de las bolsas de plástico en California y reportó que «la eliminación de 40 millones de libras de bolsas de plástico para llevar [fue] compensada por un aumento de 12 millones de libras en la compra de bolsas de basura». Debido a que los dueños de mascotas (por ejemplo) habían estado usando sus bolsas de plástico de la tienda de comestibles para recoger a sus animales, la prohibición simplemente los obligó a comprar bolsas de plástico a la antigua usanza. Irónicamente, la legislación de California llevó a estas personas a dejar de reciclar y reutilizar!

Estos «ataques directos» ingenuos a una preocupación ambiental también pueden impedir el progreso en otros frentes. Por ejemplo, si una tienda cambia de nuevo a las bolsas de papel, esto significará más emisiones de dióxido de carbono. De hecho, un estudio del gobierno del Reino Unido de 2011 encontró que un consumidor necesitaría usar una bolsa de algodón supuestamente «ambientalmente responsable» 131 veces para causar menos daño ambiental que las bolsas de plástico que reemplazaría.

El homenaje del Primer Ministro Trudeau a la «creación de empleo» también es absurdo. La lógica del trabajo es que hace que la gente esté mejor a cambio de nuestro trabajo. Si los puestos de trabajo se «crean» simplemente para cumplir con un edicto del Estado en gran medida arbitrario, entonces son «trabajos ocupados» inútiles del tipo asignado en la escuela primaria por profesores aburridos. En una economía de mercado relativamente libre con salarios flexibles, todo aquel que quiera un trabajo productivo puede conseguirlo, especialmente a largo plazo. Las prohibiciones gubernamentales sobre el plástico, o las limitaciones a las emisiones de gases de efecto invernadero, inducen la escasez artificial y «crean puestos de trabajo» de la misma manera que una prohibición de las herramientas eléctricas «crearía trabajo» y empobrecería mucho más a la humanidad en el proceso.

Ahora bien, si los beneficios de las prohibiciones de los plásticos son en gran medida ilusorios, los costes son bastante reales. Por ejemplo, restringir los plásticos de un solo uso, como los tenedores y cuchillos, aumentará la propagación de la enfermedad, a medida que la gente comience a reutilizar los cubiertos de metal para sus almuerzos de oficina, etc., en lugar de tirar sus utensilios de plástico después de cada comida. De la misma manera, si los compradores continúan usando la misma bolsa para sus comestibles, eventualmente podrían estar transportando sus alimentos en colonias de bacterias ricas, en lugar de las bolsas de plástico de un solo uso, mucho más higiénicas, que son desechadas rápidamente.

Sin embargo, además de estas preocupaciones utilitarias, existe el hecho básico de que las bolsas de plástico son muy convenientes, por lo que la prohibición de su uso empeorará la situación de los consumidores. Después de todo, hay una razón por la que las tiendas de comestibles dejaron de usar bolsas de papel y fabricaron bolsas de plástico tan ubicuas. Para aquellos que tienen una larga memoria, podemos apreciar la ironía adicional: las tiendas que ahora vuelven a usar bolsas de papel están usando versiones más delgadas que cuando éramos más jóvenes. Mientras que un adulto fuerte con bolsas de plástico podría haber llevado a toda una tienda de comestibles a la casa en un solo viaje, ahora con las débiles bolsas de papel, se requieren varios viajes, y ese galón de leche podría romper la bolsa, así que tenga cuidado.

La propuesta canadiense de prohibir los plásticos de un solo uso es otro triunfo del simbolismo sobre la sustancia: La medida no hará prácticamente nada para reducir los residuos plásticos en el océano y no «ayudará a la economía». Sin embargo, lo que hará, si se promulga, es aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentar la propagación de enfermedades y ocasionar grandes inconvenientes a los consumidores.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (1541 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
46
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.