Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mararosa escriba una noticia?

Una reflexión de amor, felicidad, y vida

08/06/2014 05:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hablando de la vida, el amor y la felicidad, tal vez debamos conocer más de nosotros, nuestras emociones y saber identificarlas, para comenzar a vivir con plenitud, amor y felicidad. Aquí mi reflexión al respecto..

Hoy, quiero escribir sobre la vida, la felicidad y el amor, curiosamente, en mi opinión, cuando vives de verdad, estos conceptos siempre, van ligados, y más aún viven dentro de ti, provocando que cada momento de tu existencia sea de forma consciente, ÚNICO e IRREPETIBLE, igual que lo somos cada uno de los seres humanos.

Generalmente existimos olvidando que la capacidad de amar, sólo depende de nosotros mismos, porque cuanto mas seamos capaces de amar, más crece nuestro poder de sentirnos mejor, además de que se nota, de forma interna y externa, nuestra salud mejora, entiendo que nuestro sistema inmunológico, se fortalece cuando mantenemos una actitud positiva, frente a cualquier situación y somos mejores para solucionar conflictos o situaciones de estrés; en este momento cabe la frase " A toda acción, corresponde una reacción ", alguna vez, escuché que el amor siempre edifica, mejora, construye, ¿se dan cuenta? Las reacciones siempre son positivas, de ese modo sabemos que amamos, y es que no sólo amar, significa enamorarse de alguna persona, o bien aquello que nos mueve hacia nuestros hijos, o hermanos, o familiares, amigos, el amor va más allá, de lo que podemos conocer, es ser capaces de entender que cada ser humano y cada ser vivo del planeta existe en este mundo por una razón, que estamos interconectados y que somos ínter dependientes, por ello amamos cuando somos capaces de entender, perdonar, y aceptar a las personas como son, tendiendo la madurez de salvaguardar nuestra integridad cuando es necesario sin dañar a quienes nos agreden, siguiendo siempre el principio de, que si lo que me mueve construye o edifica o bien mejora mi vida y o la de los demás, entonces estoy amando, estoy valorando al otro tal como me valoro yo, entonces somos igualmente importantes, soy capaz de ser objetivo y entender que somos seres sentí entes, es decir seres que conocen su entorno a través de sus sentidos, y mientras mayores sean nuestras facultades para ser ecuánimes, mejores juicios haremos de lo que nos afecta sin cometer injusticias, es decir, seremos cada día más maduros, y más capaces de amar de verdad, dueños absolutos de nuestras emociones. Es un ejercicio interesante, aprenderemos a señalar las conductas y no a etiquetar personas, moviendo entonces su voluntad hacia la conciencia de aquello que están haciendo mal sin agredir su persona ni su dignidad humana.

Somos capaces de manejar y controlar nuestras emociones para amar y ser felices, libremente y con responsabilidad,

La felicidad, para mi es otro concepto de un sentimiento que es muy ventilado y tal vez poco entendido, lo vivo como la capacidad interna de sentirse bien, el resultado de estar en paz, de amar, de enfrentar, con valor y equilibrio cualquier situación, sintiendo sí, pero actuando después de pensar, no reaccionando sin pensar, muchos problemas se evitarían si practicáramos desde pequeños esa capacidad de identificar nuestras emociones, conocer cuando estamos enojados, tristes, alegres, para resolver con inteligencia y no con emoción los conflictos, dueños entonces de una madurez sabia que implica entender que los problemas nos dan experiencia, y en esa adquisición de conocimiento podemos tener dolor, desilusión, enojo, miedo, pero al aprender las lecciones la emoción pasas y la felicidad permanece, como dice el refrán, no ver el sol por un día nublado no implica que no esté ahí.

Los exhorto entonces a ser felices y a amar por convicción, de ese modo le darán vida a sus días, siempre vale la pena vivir, tenemos la capacidad de decidir como vivir, hasta la próxima!

Aprender a vivir, a identificar emociones, a ser conscientes de nuestros sentimientos y por consiguiente responsables de nutra vida, de nuestra felicidad y forma de amar

Mararosa.


Sobre esta noticia

Autor:
Mararosa (1 noticias)
Visitas:
2009
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.