Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Quintana escriba una noticia?

Si, se puede…

06/03/2010 05:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta es una frase que se escuchó mucho en las recién finalizadas elecciones de los Estados Unidos: “Yes, we can”, sin embargo esto no es un artículo político

Es la continuación del articulo anterior: Bailando por un Sueño. Al escribir “SI, SE PUEDE” lo hago mayormente contestando a las personas que escribieron y preguntan que si es posible salir a bailar por un sueño.

Muchos no lo creen, es común escuchar los siguientes juicios o pensamientos:

- Soy un fracaso, todo lo que hago no sirve.

- No le importo a nadie.

- Mi situación no me lo permite. (Puede ser física o financiera)

- En mi familia nunca nadie alcanzó un sueño.

- Si mi trabajo fuera otro.

Cada uno de estos pensamientos lo que han hecho es alejarte de tus sueños, y lo que necesitas es creer que si se puede. Tú puedes obtener resultados extraordinarios con la bendición de Dios.

La biblia enseña: “Ahora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor.” 1 Corintios 13:13 (NVI)

Las dos primeras virtudes son esenciales para poder alcanzar los sueños. La fe te habla del presente y mas que eso la fe te anima a poner tu confianza en Dios, necesitas confiar en Dios para todas las cosas, él te diseñó, él te formó y él te conoce, recuerda que sin fe es imposible agradar a Dios. La esperanza te invita a soñar, tiene que ver con el futuro, Dios es el dador de sueños, él los deposita en nuestros corazones y coloca talentos en nosotros para que alcancemos nuestros sueños.

“Si, se puede”. Son tres palabras que demuestran pasión, entrega y compromiso. Son tres palabras que cada persona necesita para salir de la adversidad, de las malas rachas, para vencer cualquier circunstancia que se le presente. Para conducir un negocio, organización, comunidad y nación. Para salvar una relación, una familia o matrimonio. “Si, se puede” es una palabra poderosa que cambia vidas.

“Si, se puede” tiene que ver con la fe, la esperanza y el amor. “Sí” significa optimismo, la esperanza y la posibilidad. El optimismo te va a permitir vencer la adversidad, la reacción negativa y desafíos.

Date cuenta de lo que esta faltando a tu vida y declara: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” SI, SE PUEDE

“Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes”. Khalil Gibran

“Se puede” es el combustible que te lleva a que tus sueños sean posibles, te lleva a salirte de la resignación o conformismo, te lleva a un compromiso de crear con tus palabras resultados extraordinarios. “Se puede” es lo que hace la diferencia en nuestras vidas.

“Si sigues diciendo que no se puede, vas a obtener siempre el mismo resultado”. Tu puedes cambiar tu vocabulario y proclamar: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Filipenses 4:13.

Amigo, “Si, se puede” salir a bailar por un sueño. Para bailar ese sueño tu necesitas descubrir tu misión y desarrollar tus talentos. Te invito a que te hagas algunas preguntas:

1. ¿Qué cosas disfrutas hacer?

2. ¿Tienes reacciones espontáneas de alegría y gozo al realizar las cosas que te gustan?

3. ¿Lo aprendes fácil?

4. ¿Te sientes satisfecho cuando lo realizas?

5. ¿Cuáles son tus fortalezas?
 
 En una oportunidad, la Madre Teresa de Calcuta pidiendo consejo a su director espiritual le pregunta. -¿Cómo puedo saber que Dios me llama y para que?-
 Él le contestó:
 -Lo sabrás por tu felicidad interior. Si te sientes feliz por la idea de que Dios te llama para que le sirvas a Él y a tu prójimo, ello será la prueba de tu vocación. La profunda alegría del corazón es como una especie de brújula que indica la senda a tomar en la vida. Uno tiene que seguirla, incluso cuando esa brújula lo conduce por un camino sembrado de dificultades.

Lo que la Madre Teresa hizo fue aprovechar sus talentos y los fortaleció, por ello tuvo éxito en su misión. El destacado cantante Luciano Pavarotti, tenía el talento de una extraordinaria voz, pero trabaja en ella 10 horas al día. El talento por si solo no da el éxito. El talento es un tesoro que tienes que pulir y hacer brillar, cuantas voces buenas hay en el mundo, tal ves millones pero el mundo no lo sabrá, ya que solo unos cuantos han trabajado en sus talentos y en su voz.

“Si, se puede”, deja de ver tus debilidades y comienza a ver tus fortalezas. Si quieres 
 alcanzar tus sueños necesitas desarrollar tus talentos y descubrir todo el potencial que hay en ti.

Hay una historia que a mi me gusta mucho, es un clásico para mi. La historia cuenta sobre un huevo de Águila que cayó de su nido y fue a parar a un gallinero. Una gallina al ver al huevo abandonado se decidió a empollarlo y a los días nació un polluelo.
 
 Este polluelo era bastante más grande que sus hermanos, mucho más grande y era objeto de burla de todos por eso. Sus patas eran demasiado grandes para escarbar la tierra y su pico demasiado grande para cazar insectos. Esto lo hacia muy desgraciado.
 
 El se sentía el pollo más infeliz del mundo. Su vida era solitaria porque nadie se atrevía a ser amigo de aquel gigantón bueno para nada.
 
 Un día un águila pasó por el lugar y le extrañó lo que vió así que decidió descender para comprobar que sus ojos no lo estaban engañando. Allí, muy cerca de él estaba un ejemplar de Águila adulta de un porte verdaderamente sin igual.
 
 Con voz tímida le preguntó, ¿Y tú, que haces entre esas gallinas y esos pollos?
 
 El águila-pollo, asombrado y temeroso de que semejante hermosura de Águila le dirigiera la palabra a él (el más feo de los pollos), le respondió: y donde más quieres que esté, soy un pollo y estoy donde ellos están.
 
 El Águila, le dijo, ven conmigo a la laguna…y el águila-pollo lo siguió. Ahora asómate al espejo de agua….El águila – pollo no podía creer lo que sus ojos veían. Abrió sus alas y se maravilló de lo robustas y hermosas que eran. Entonces llorando dijo: he sido un águila toda mi vida y no me había dado cuenta…
 
 Amigo, no seas como esta águila que vivió gran parte de su vida como un pollo cuando su destino era remontarse en las alturas. No dejes de soñar, ten fe en Dios y espera en El para la dirección de tus pasos. Busca ayuda en poder conocer los dones y talentos que Dios te ha dado. Date cuenta de lo que esta faltando a tu vida y declara: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” SI, SE PUEDE.

“Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes”. Khalil Gibran


Sobre esta noticia

Autor:
Quintana (1326 noticias)
Visitas:
280
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.